Cómo ahorrar tinta en tus impresiones en tan solo 3 pasos

Ahorrar tinta de impresora es algo que la mayoría de las personas intentamos y deseamos, ya que los cartuchos de tinta y tóner no son un producto especialmente barato. Tanto para uso personal como para uso profesional, es muy recomendable tener especial cuidado con lo que imprimimos y cómo lo imprimimos, ya que de esta forma podemos conseguir estirar más en el tiempo nuestros cartuchos y gastarnos menos dinero en consumibles informáticos, pudiendo comprar tinta de impresora menos veces al año.

Queremos que todo el mundo pueda tener a su alcance algunos consejos para llevar a cabo este método de ahorro, así que hemos recopilado una serie de pautas muy sencillas a través de las cuales podemos conseguir un ahorro significativo en tinta de impresora.

Imprime solo lo necesario

Aunque parezca una obviedad, todos nosotros seguimos imprimiendo todavía miles de documentos innecesarios. Antes de darle a imprimir, hay que preguntarse mentalmente si es necesario contar con ese documento en cuestión físicamente o si, quizás, podemos consultarlo de manera digital y ahorrarnos esa impresión. No solo por lo que podamos ahorrar a nivel económico cada uno de nosotros, sino también por contribuir al cuidado medioambiental y al ahorro de recursos.

Imprime en blanco y negro

Otra de las técnicas tradicionales para ahorrar tinta de color es imprimir, siempre que podamos, en blanco y negro o escala de grises. Hay muchos documentos que no es necesario que los tengamos a color, ya que son simplemente para consulta individual.

Activa los programas de ahorro

Muchas impresoras y computadores cuentan ya con su propio sistema de ahorro, que conviene utilizar siempre que podamos para optimizar nuestras impresoras y ahorrarnos unos euros en tinta al alargar los cartuchos el máximo posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *